En primer lugar debemos saber que la palabra Honrar significa: “valorar a” o “dar valor”

No todos entienden (descubrimiento - revelación – es parte de un proceso de aprendizaje) lo que otros entienden. Por ejemplo los apóstoles durante mucho tiempo no lo entendían a Jesús.

La revelación es dada en el proceso de aprendizaje.

¿Qué nos pide Dios como honra?

Que honremos SU PALABRA o sea  a Dios, que es un espíritu. Doy valor cuando permito que la Palabra lleve tanto a mi vida que nada ni nadie me puede desviar.

¿Qué es honrar al Hombre de Dios?

No honramos a la persona sino al hombre que trae la Palabra. Dios usa gente de fe. Una buena persona a veces no es una persona de fe. Lo que Dios respeta es la fe.

Conexión no es algo físico. Cada vez que se para su hombre de Dios en el púlpito hay una conexión con la Palabra que el ministra.

Honra sólo es posible cuando viene del corazón. Honrar no es cuestión de hacer por hacer, sino algo que nace del corazón.

Puedo dar honra y no estar conectado con el Hombre de Dios.

Por ejemplo, Priscila y Aquila dieron pero nunca estuvieron conectados con el Hombre de Dios.

HONRA NO ES POR IMPOSICIÓN.
HONRA NO ES UNA OPCIÓN SINO UNA CONDICIÓN DEL CORAZÓN NO IMPUESTA.
NACE POR REVELACION.

El Espíritu Santo es un tutor o guía.
Un tutor o guía es:

1-Persona adiestrada y con conocimiento suficiente.

2-Tiene un objetivo y destinatario común que es el bienestar del cuerpo de Cristo.

3-Está para proveer formación en los diferentes campos del hombre y de la Iglesia.

4- Es una persona que camina en una sabiduría y educación superior.

5-Alguien que me muestra el camino, me enseña, me pastorea.

6-No impone lo que hace: Aconseja mientras que enseña, Estimula, me activa a alguna acción correcta alineada a la Palabra, Guía y Ayuda para hacer detener las acciones de acuerdo a las circunstancias y cambia las circunstancias.

7-Siempre se debe crear un ambiente de receptividad mutua entre el guía y la persona guiada. Ejemplo: joven rico no fue salvo.

8-El rol del guía hará que nuestra comprensión crezca a la vez que se van desarrollando nuestros niveles de conciencia espiritual. La siembra va a ser de acuerdo al nivel de conciencia o fe en que se encuentra la persona.

9-Está para mostrarnos posibilidades y dejar en libertad de cada persona la elección de las mismas posibilidades. Es todo un problema de convencimiento. Todo lo que se hace bajo el fundamento de la imposición,  sin revelación, se deja de hacer.

10-El rol del Espíritu Santo no es un rol desde la imposición sino desde el convencimiento por medio de la enseñanza.

Romanos 13: 7
Pagad a todos lo que debéis: al que tributo, tributo; al que impuesto, impuesto; al que respeto, respeto; al que honra, honra.

El que no honra está en deuda pero no se puede imponer, se debe enseñar el principio.

Si un líder no valora la Palabra que trae Su Pastor no honra entonces a Dios. Honra es cuando me siento a los pies del Maestro a escuchar.

La gente se envuelve tanto en el servicio que deja de escuchar. Lo que no saben es que el servicio se activó cuando comenzó a escuchar.

 

¿Cómo sé que honro a Dios o al Hombre de Dios?

Cuando el honor viene del corazón y las decisiones y acciones son basadas en Su Palabra.

Por más dinero que le dé a su pastor como honra, lo está deshonrando si usted toma acciones por sobre la Palabra.

Doble honor
1 Timoteo 5: 17-18
Los ancianos que gobiernan bien, sean tenidos por dignos de doble honor, mayormente los que trabajan en predicar y enseñar.
Pues la Escritura dice: No pondrás bozal al buey que trilla; y: Digno es el obrero de su salario.

En Estados Unidos una estadística dice que entre un 15 y un 20% de los cristianos diezman. En Cristo la Solución aproximadamente el 80% diezman.
Por más que se le enseñe a todos, no todos van a honrar. POR IMPOSICIÓN NO SE PUEDE HONRAR.

No todos los que vienen a la iglesia reciben la Palabra, sólo vienen porque son aceptados y valorados.

1 Pedro 5: 4
Y cuando aparezca el Príncipe de los pastores, vosotros recibiréis la corona incorruptible de la gloria.

La palabra Pastor también se refiere a Obispo que significa oficio. Honrar es reconocer y dar valor al oficio.

Apóstol = es su oficio
            = es Hijo de Dios  (Efesios 4: 11)

Cuando me conecto, honro el oficio. El Apóstol es la  persona más influyente para mí.

¿Cómo se que nuestro Apóstol es honrado? Es honrado cuando todas sus necesidades y las de su familia son suplidas plenamente.

No todo el que nos oye se deja enseñar.

El que está siendo enseñado en la Palabra oye y pone en práctica.

El que es enseñado recibe revelación. Escuchar no es ser enseñado, ser enseñado es escuchar y poner en práctica.

El hacedor se vuelve un habitué y hace partícipe al que le enseña y pone en práctica.

En Lucas 7: 36-47 Jesús reconoce el hecho de que la mujer lo honró. No lo hizo Simón porque el lo honraba solo de labios, no reconoció a Jesús (su oficio).

La revelación sólo viene de una manera: a partir de la enseñanza.

La honra al oficio es un principio bíblico y es muy importante practicarla para que se pueda obtener prosperidad completa, incluyendo la financiera.

Gálatas 6:6
El que es enseñado en la palabra, haga partícipe de toda cosa buena al que lo instruye.

El que siembra honra cosechará honra. El que decide honrar o no honrar, es el que tiene la semilla.

El que siembra siempre va a tener cosecha.

Poder no es lo mismo que querer. Poder es una capacidad, querer es la acción de la capacidad.
Honrar a Dios es honrar a nuestro Hombre de Dios. Es cuando estimamos y obedecemos la Palabra, o sea, cuando la ponemos en práctica.

Lo que más le cansa a la gente es el proceso de hacer algo, por eso no sólo  hay que explicar correctamente el proceso sino también el beneficio.

Ejemplo: Noé y la construcción del arca. El beneficio del proceso fue la salvación de su familia.

Ahora, le mostramos al que ministramos el proceso, el beneficio, pero además TIENE QUE RECIBIR REVELACIÓN.

Comience hoy a Honrar a su padre. A Dios Padre y a su padre espiritual (su hombre de Dios). Pídale al Espíritu Santo que le revele este principio tan poderoso que le traerá grandes beneficios a su vida y la de su descendencia.

Recuerde: Dios honra a los que le honran.

Pastor Alfredo Dimiro

Más estudios del Pastor Alfredo Dimiro -- CLIK AQUI --