Caminando en el carácter e integridad de Dios

 

Veamos algunas definiciones de la palabra Integridad:
 
1. Firme adhesión a un estricto código moral o ético. 

2.  El estado de estar intacto; solidez. 

3.  La cualidad o condición de estar entero o sin división; entereza.

La integridad bíblica es el estilo de vida de ser obediente a la Palabra de Dios, con disposición, gozo, y sin considerar las circunstancias o consecuencias.

Integridad es un concepto interesante.  Sin embargo, en la vida de un cristiano, no debería ser un concepto sino una forma de vida.  La integridad no engaña.  La integridad no roba.  La integridad es justa en los tratos de negocios.  La integridad es justa e imparcial con su esposa e hijos.  La integridad no miente.  La integridad no es hipócrita.

 

“Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos.” (Mateo 5:16)

 

Es tiempo que el cuerpo de Cristo se levante y camine en el carácter e integridad que Dios nos ha llamado a caminar.  Si vamos a ser guiados por Su Espíritu en vez por la carne y vamos a ser obedientes a la Palabra de Dios, entonces el mundo verá Su integridad en nosotros y no tendremos que trabajar para ser testigos sino que seremos un testimonio.  Predicar avivamiento es bueno, pero el verdadero avivamiento ocurrirá cuando los cristianos operen en el carácter e integridad de Dios.

 

 

 

Leer Otra enseñanza de liderazgo (Apóstol Juan Crudo) relacionada con la Integridad CLIK AQUI

- Volver a la página principal -